En este momento estás viendo Al pan, pan y al vino, vino

Al pan, pan y al vino, vino

“Ir rumbo al ecocidio, o cambiarlo, está en nuestras manos”


El pasado viernes 12 de abril tuvimos la inmensa suerte de contar con José Esquinas Alcázar, doctor ingeniero agrónomo, que trabajó infatigablemente durante 30 años en la FAO1 defendiendo los derechos de la alimentación de los más vulnerables de nuestro planeta, a través de la defensa de un sistema agrícola sostenible y justo. Además presidió durante una década el Comité de Ética de este organismo.

José Esquinas presentó su libro “Rumbo al Ecocidio”, en el que ha participado también como coautora la periodista Mónica García Prieto, que ha conseguido darle una redacción sencilla, accesible y didáctica.

La presentación del libro se enmarca dentro del ciclo La Comida no se tira, organizado por DespilfarroAlimentario.org y por Encuentro y Solidaridad, en el que se ha tratado de poner las manos y la cabeza (en talleres prácticos y análisis respectivamente) sobre problemas tan graves como el hambre, el despilfarro de alimentos y la destrucción del medio ambiente, provocados por un sistema alimentario que sólo busca la máxima rentabilidad económica, incluso por encima del objetivo de alimentar a las personas.

Hace escasos días, el PNUMA2 publicaba su último análisis sobre el despilfarro alimentario, arrojando la escandalosa cifra de que en el mundo se tiran a la basura 1.000 millones de comidas al día, dato que resuena aún más escalofriante cuando se constata que 1.000 millones de personas sufren a diario la aberración del hambre más severa.

En el acto, celebrado en la Librería El Árbol de las Letras (Valladolid), Esquinas estuvo arropado por unas 50 personas que, a pesar del calor y algunas incomodidades, siguieron casi sin pestañear la exposición durante casi hora y media, en la que se analizó la situación del actual sistema alimentario y sus consecuencias sobre la salud de las personas y del planeta, para mostrar finalmente qué podemos y debemos hacer tanto a nivel personal como a nivel social y político.

Os invitamos y animamos a leer este libro, que a pesar de su duro título, muestra que aún es posible la esperanza, pues lejos de ser una fatalidad del destino, está en nuestras manos cambiar el rumbo.

Para abrir las ganas de empezar su lectura, os dejamos con unas perlas a modo de aperitivo

“No hay varias crisis (económica, ecológica, política, etc), sino una sola crisis… ¡de valores! que arrastran el resto”.

“Estamos en un mundo abundante en recursos naturales. La producción de alimentos es un 60% superior a las necesidades alimentarias de la población actual. No es un problema técnico, es un problema de reparto de la riqueza”

“En una situación así, el hambre es una verdadera aberración. Es la verdadera pandemia de nuestro tiempo. A diferencia del covid, no es contagiosa, pero sí muy peligrosa”.

“Los que guían este sistema alimentario están más preocupados por su negocio, muchas veces meramente especulativo, que en las necesidades humanas más elementales”.

“Además del daño al medioambiente, este sistema perjudica seriamente la salud de millones de personas en forma de obesidad y enfermedades prevenibles”

“Ante esta situación debemos ser conscientes de que disponemos de recursos naturales suficientes (podemos), ciencia, técnica e inteligencia (sabemos), pero nos tenemos que preguntar si (queremos). Lo que falta es ética y voluntad política”

“Tenemos la responsabilidad particular de actuar en conciencia. Cada uno con la aportación que pueda, como el colibrí del cuento”.

“Y a la vez, de presionar de forma política. Nuestros representantes están atados de manos por las presiones de las grandes corporaciones económicas. Necesitan nuestra presión para poder actuar en beneficio del bien común”.

Comprar es un acto político. Cada vez que compramos, decidimos qué tipo de sistema alimentario queremos

Paremos el ecocidio. ¡Se puede!.

(1) FAO: Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura
(2) PNUMA: Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente

Deja una respuesta